El atractivo del efectivo en la era digital post Covid-19

ODF – Funcas 52 / 2020

Fecha: 30 de Junio de 2020

A medida que se avanza digitalmente, las sociedades comienzan a reflexionar acerca de cuáles pueden ser las ventajas que ofrece el uso de efectivo frente a los medios de pago cashless. La posibilidad de mantener la privacidad de los datos, que el efectivo sea el único medio de pago disponible ante eventos naturales o que permita un mejor control de los gastos, son algunos de los atractivos que aún ofrece el pago con billetes y monedas, incluso aunque se avance inexorablemente hacia un mundo más digital.

Aunque antes de la crisis sanitaria del Covid-19 ya se constataba el crecimiento relativo de los medios de pago electrónicos, se estima que el uso de instrumentos de pago contactless ha crecido un 40% a escala global desde el inicio de la epidemia1. Incluso las personas más apegadas al efectivo, como las personas de edad más avanzada, han cambiado sus hábitos de pago para comenzar a usar sus tarjetas de crédito/débito para realizar sus compras.

En todo caso, el dinero físico sigue teniendo un importante atractivo como medio de pago. A medida que la presencia de las grandes compañías tecnológicas se intensifica en el negocio de los pagos, el efectivo es un medio para que los consumidores mantengan el control de los datos que generan sus transacciones. Algunos estudios apuntan a que el 30% de los consumidores consideran que el uso que hacen los proveedores de pagos sobre sus datos suponen una invasión de su privacidad2.

Además, en circunstancias excepcionales como catástrofes naturales (terremotos, inundaciones, …) que deriven en apagones tecnológicos, el efectivo se convierte en el único medio de pago disponible. De hecho, la flexibilidad que ofrece ante la inseguridad de un entorno incierto, hizo que en los peores momentos de la pandemia, consumidores y empresas hayan acumulado efectivo por motivo precaución3.

Por otra parte, el uso del efectivo también confiere a los ciudadanos la posibilidad de controlar mejor sus gatos. Así, como demuestran algunos estudios, muchos consumidores prefieren realizar sus pagos en efectivo para sus compras diarias para no perder la referencia de su presupuesto4.

Como reconocen muchos reguladores, la posibilidad de que los ciudadanos puedan elegir el método de pago más adecuado para cada situación, es un derecho que debe protegerse. Lo que justifica que, incluso en una sociedad más digital, el efectivo mantenga su vigencia.

1 Mastercard’s Contactless Transactions Jump More Than 40% Amid Coronavirus Crisis. Wall Street Journal. 29 abril 2020. https://www.wsj.com/articles/mastercardsprofit-falls-though-ceo-says-spendingisstabilizing-11588164791

2 Consumers’ views of data privacy and usage in a time of digitalization of banking and payments. Kearney. 2019. https://www.es.kearney.com/financialservices/article?/a/consumers-views-ofdata-privacy-and-usage-in-a-time-ofdigitalization-of-banking-and-paymentss

3 In a digital age, cash still has its attractions. Financial Times. 19 Junio 2020. https://www.ft.com/content/b5247374-b16e-11ea-a4b6-1f1eedf762e

4 Do Consumers Pay More Using Debit Cards than Cash? Runnemark, E., Hedman, J. y Xiao X. 2016. https://researchapi.cbs.dk/ws/portalfiles/portal/45532821/jonas_hedman_do_consumers_pay_more_using_debit_cards_than_cash_postprint.pdf

Descarga Newsletter (formato PDF)

Funcas

Think tank dedicado a la investigación económica y social

Contacto
C/ Caballero de Gracia, 28 | 28013 Madrid, España
+34 91 596 57 18 | funcas@funcas.es
Síguenos
Send this to a friend