El seguimiento de la huella de carbono en las aplicaciones bancarias

El seguimiento de la huella de carbono en las aplicaciones bancarias

ODF – Funcas 74 / 2022

Fecha: 2 noviembre 2022

Uno de los principales retos a los que se enfrenta la sociedad es el cambio climático. Los individuos empiezan a estar concienciados de la necesidad de cambiar algunos de sus hábitos de consumo para reducir su huella de carbono. En este reto, las aplicaciones bancarias pueden ser importantes aliadas.

La creciente preocupación por la sostenibilidad y el medio ambiente está haciendo que las entidades financieras consideren la oportunidad de aportar su granito de arena a la causa. Para ello, muchos bancos no solo están reduciendo sus propias emisiones, sino que también están ayudando a sus clientes a hacerlo. En concreto, un número creciente de bancos europeos está introduciendo funcionalidades en sus apps bancariaspara permitir a sus usuarios conocer las emisiones de carbono derivadas de sus comportamientos. Se aprecia cómo las diferentes transacciones financieras de los individuos permiten aproximar muy bien el tipo de conductas o comportamientos que siguen los clientes bancarios. Esta información puede ser utilizada para orientar a los consumidores sobre la sostenibilidad de las actividades realizadas durante su tiempo de trabajo y/o de ocio.

En concreto, las herramientas de seguimiento de la huella de carbono (carbon trackers) permiten otorgar una estimación personalizada de las emisiones de CO2 basadas en los gastos de un cliente.

Dichas estimaciones se calculan utilizando el consumo mensual del cliente por categoría de gasto, multiplicado por un factor de emisión. Esta información está disponible en la aplicación bancaria. Además, en algunos casos, los clientes pueden recibir consejos y pautas para reducir su huella de carbono.

Así, distintos bancos europeos como ING, NatWest Rabobank o TSB ya han puesto en marcha estas funcionalidades en sus respectivas aplicaciones[1].  Por el momento, la popularidad creciente de los rastreadores de carbono demuestra que existe un creciente apetito de los consumidores por estos servicios y herramientas. De hecho, una encuesta realizada el año pasado mostraba que el 62% de los consumidores europeos vería con buenos ojos que su banco les proporcionara una descripción general de su huella de carbono.

En muchos casos, los bancos están pudiendo implementar estas soluciones gracias a acuerdos suscritos con algunas FinTech. El caso más relevante es el de Cogo, una empresa alemana que está ayudando a muchos bancos europeos a poner en marcha estas soluciones en sus aplicaciones bancarias[2]. Para el sector bancario, la implementación de este tipo de funcionalidades les ayuda a avanzar en la mejora de la experiencia de cliente. Además, que los bancos de todo el mundo pongan a disposición de sus clientes herramientas para reducir la huella de carbono, puede contribuir en la lucha contra el cambio climático.


[1] Carbon Trackers, the Next Big Thing in European Banking Apps. Pymnts. 20 agosto 2022. https://www.pymnts.com/news/digital-banking/2022/carbon-trackers-the-next-big-thing-in-european-banking-apps/

[2] ING to trial Cogo’s carbon footprint tracking app. The Payers. 8 agosto 2022. https://thepaypers.com/payments-general/ing-to-trial-cogos-carbon-footprint-tracking-app–1257904

Descarga Newsletter (formato PDF)

Funcas

Think tank dedicado a la investigación económica y social

Contacto
C/ Caballero de Gracia, 28 | 28013 Madrid, España
+34 91 596 57 18 | funcas@funcas.es
Síguenos
Share via