De la banca digital a las plataformas bancarias digitales (DBP)

De la banca digital a las plataformas bancarias digitales (DBP)

ODF – Funcas 2 / 2021

Fecha: 8 de enero de 2020

A medida que se está avanzando en materia de digitalización financiera, comienza a observarse una potencial evolución hacia modelos bancarios basados en plataformas. Puede tratarse de la alteración más disruptiva para elementos como los modelos comerciales, la estructura competitiva, los precios y el comportamiento del cliente en la banca, de manera similar a lo que se ha observado en o el comercio minorista.

Las plataformas bancarias digitales (digital banking platforms o DBP) se configuran como mercados digitales que proporcionan una amplia gama de servicios financieros digitales. A diferencia de la banca digital, las plataformas se configuran como auténticos marketplaces. Así, en lugar de ofrecer productos y servicios financieros digitales de una única entidad, son capaces de integrar la oferta de un amplio número de proveedores de productos bancarios. En este sentido, suponen un paso más avanzado que la banca abierta (open banking).

Algunos de los beneficios de una estructura basada en plataformas incluyen la agilidad y la capacidad de crear valor con un ecosistema de proveedores y distribuidores de servicios interdependientes. En banca, la eficiencia proporcionada por un modelo basado en plataformas puede ser significativa.

Según el Informe Bancario Mundial 2020 de Capgemini[1], aquellas entidades financieras que puedan ofrecer servicios basados en plataformas totalmente digitales podrán reducir significativamente sus costes y mejorar su eficiencia.

Con un modelo de banca basado en el platform banking, se pretende también atender mejor las necesidades del cliente y poder ofrecer servicios más allá de una cartera limitada. Los clientes pueden beneficiarse de la banca de plataformas con más facilidad de acceso y más opciones de elección y comparación de cada producto.

Algunas entidades financieras están dando pasos hacia modelos basados en plataformas. En algunos casos, se están adoptando enfoques híbridos, que combinan productos y servicios de terceros con los propios.  Por ejemplo, Goldman Sachs ha lanzado una app que ofrece, entre otros, los productos financieros de la competencia[2]. Por su parte, Commerzbank ha desarrollado una plataforma abierta como marketplace de préstamos (Mainfunders) para empresas. En España, BBVA permite agregar en su app de banca móvil los productos que los clientes tienen contratados en otras entidades. Así, los clientes pueden integrar fondos de inversión, planes de pensiones, depósitos, valores, productos hipotecarios y de consumo de varias instituciones.


[1] World Retail Banking Report 2020. Capgemini y Efma. https://worldretailbankingreport.com/resources/world-retail-banking-report-2020/

[2] Goldman Sachs, the 150-year-old investment bank, is staking its future on a mobile app. CNBC. 13 enero 2020. https://www.cnbc.com/2020/01/13/goldman-sachs-150-year-old-bank-stakes-its-future-on-a-mobile-app.html

Descarga Newsletter (formato PDF)

Funcas

Think tank dedicado a la investigación económica y social

Contacto
C/ Caballero de Gracia, 28 | 28013 Madrid, España
+34 91 596 57 18 | funcas@funcas.es
Síguenos
Share via
Send this to a friend