El boom del “buy now, pay later”

El boom del “buy now, pay later”  

ODF – Funcas 6 / 2021

Fecha: 21 de enero de 2021

Una de las últimas tendencias en transacciones minoristas es el pago aplazado (buy now, pay later). Dicha opción de pago, que ya mostraba una tendencia creciente en los últimos años, se ha visto reforzada con la pandemia. Muchos consumidores que han visto reducidos sus ingresos estarían recurriendo a estas opciones de pago para financiar sus compras.

La modalidad online del “buy now, pay later” consiste esencialmente en un diferimiento de los pagos realizados en comercio electrónico. Así, los consumidores compran bienes o servicios online pero los pagan con cantidades fijas mensuales, generalmente sin intereses. En la mayor parte de los casos, solo existe un sobrecoste para el consumidor si se retrasa en el pago de sus cuotas. Eso sí, en muchos casos, los tipos de interés asociados a estos retrasos son muy elevados, pudiendo oscilar entre el 10% y el 30%[1].

Muchos de estos pagos a plazos son ofrecidos por empresas FinTech, que han visto un nicho de mercado en estos préstamos al consumo. Estas empresas se asocian con comerciantes para  que la opción de pago a plazos esté disponible, por lo que cobran al comerciante una comisión al facilitar la venta con el servicio crediticio.

En Estados Unidos, FinTech como Klarna, Affirm o Afterpay están creciendo significativamente gracias a estos pagos digitales aplazados. El éxito de estas FinTech ha hecho que otros actores como PayPal, Visa o Mastercard también traten de posicionarse en este segmento[1]. Por ejemplo, PayPal ha lanzado la opción “Pay in 4”, que permite a sus usuarios para pagar sus compras, sin intereses, en cuatro plazos. Algunos estudios realizados muestran que dichas opciones de pagos son mayoritarias entre la población más joven y con menor renta. En Estados Unidos, se estima que el 80% de los consumidores que optan por un pago online diferido tiene entre 19 y 34 años. Además, cerca del 65% de los que usan estas FinTech para aplazar sus compras ganan menos de 50.000 dólares anuales[2].

En cualquier caso, el boom de estos pagos online aplazados genera controversias. Además de poder cobrar intereses abusivos por retrasos en las cuotas, el hecho de que algunas de estas FinTech no verifiquen el historial crediticio de sus usuarios y que, sin embargo, se reserven el derecho de informar sobre la morosidad de sus clientes a las agencias crediticias (como Experian o Equifax) cuestiona el crecimiento sostenible de este modelo de negocio. A juicio de algunos reguladores, estas prácticas pueden derivar en mayores riesgos en términos de inestabilidad financiera.


[1] Has the COVID-19 pandemic helped increase consumer lending and Buy Now Pay Later payment options? The Payers. 15 septiembre 2020. https://thepaypers.com/expert-opinion/has-the-covid-19-pandemic-helped-increase-consumer-lending-and-buy-now-pay-later-payment-options–1244625

[2] Buy now, pay later plans are booming in the Covid economy. CNBC. 14 diciembre 2020. https://www.cnbc.com/2020/12/14/buy-now-pay-later-plans-are-booming-in-the-covid-economy.html

[3] COVID-19 and the surge of “buy now, pay later”. Cardify. 29 julio 2020.  https://www.cardify.ai/reports/buy-now-pay-later

Descarga Newsletter (formato PDF)

Funcas

Think tank dedicado a la investigación económica y social

Contacto
C/ Caballero de Gracia, 28 | 28013 Madrid, España
+34 91 596 57 18 | funcas@funcas.es
Síguenos
Share via